28 de noviembre de 2011

Políticas telemáticas y de comunicación

Las políticas telemáticas y de comunicación en América Latina deben estar pensadas desde un modelo sustentable basado en la autonomía y libertad, para lo cual se hace necesario, considerar la importancia relativa de estas tecnologías en la calidad de vida, garantizando acceso de las mismas para mejorar sostenidamente la educación, la salud, la economía, las fuentes de trabajo, la ciencia de manera equitativa a todos los ciudadanos, la estrategia sería entonces aplicar las Tecnologías de la Información y Comunicación para lograr un desarrollo independiente, en el marco de la complejidad de las comunicaciones actuales. Es importancia hacer lo siguiente:

a. Potenciación de los sistemas e infraestructuras de información y de comunicación autónomas.
b. La definición de una legislación y regulación de las tecnologías de la información y los medios de comunicación.
c. La evaluación y experimentación social de las nuevas tecnologías de la información.
d. La búsqueda de la cooperación regional y la integración.
e. La dimensión humana y cultural de las políticas de planificación de las tecnologías de la información en América Latina.

En razón de lo anterior, es fundamental la integración de políticas telemáticas y de comunicación para cualquier país, para que posea cierta independencia en estos campos articulando estrategias de desarrollo tecnológicas, económicas y científicas, con propuestas sociales, culturales y comunicacionales, para lo anterior es trascendente hacer una planificación para disminuir los desniveles y las desigualdades dentro del país y entre los países de Latinoamérica, tratando de hacer un proceso armonioso, que incluya una regulación jurídica en beneficio de los grupos sociales de nuestra Región y tomando en cuenta nuestra soberanía e identidad cultural, para lo cual se hace indispensable la investigación con el objeto de suministrar las bases de estudios prospectivos sobre cada realidad nacional y así generar políticas contextualizadas de real aplicación.


24 de noviembre de 2011

Internet como fenómeno comunicativo

La Internet es la nueva línea de acción y mercado para los medios de comunicación tradicionales, porque se convierte en un soporte, entonces es un metamedio, el cual exige nuevas formas de comunicación por sus características peculiares que permite la integralidad multimedia en todo el planeta Tierra, esto sucede porque esta imponente red presenta infinitas posibilidades, además de que el usuario se convierte en protagonista de la información porque existe interactividad, lo que demuestra una multidireccionalidad y permite la libertad de escoger el medio que desee cuándo, cómo y dónde le parezca más pertinente.
En vista de que Internet, permite grandes libertades tales como el comercio electrónico porque hace posible que personas naturales y empresas se comuniquen y logren transacciones que ahorran tiempo y espacio, también trae nuevas concepciones tales como la gestión de la información y del conocimiento y la gerencia de la información, las cuales dejan ver la relevancia de cambio en las organización para darle nuevo significado a la comunicación y además cabe agregar que las profesiones necesitan dar un giro de 180°, tal como lo debe hacer el comunicador social para adaptarse a los sistemas actuales que ofrece este servicio de conexión mundial, porque al ser creadores de contenidos, tienen que redescubrirse para abrirse las puertas del ciberespacio, lo que muestra una ineludible relación entre la comunicación y las tecnologías de información y comunicación, este fenómeno en el presente está inundado fundamentalmente por las redes sociales, como por ejemplo Facebook y Twitter y con los servicios que ofrece Google dentro de ellos Blogger, Reader, Grupos, Sites, entre otros, lo que debe llenar de mayor compromiso y empeño a los comunicadores sociales y los profesores de las universidades para montarse en el tren de las nuevas.
Publicado en el Diario El Universal, Miércoles 23 de noviembre de 2011.

14 de noviembre de 2011

TIC y Educación

El impacto de las TIC en la Educación representa una serie de saltos cualitativos y cuantitativos para los diferentes actores dentro y fuera de la Escuela, por lo tanto, deben estar inmersos estudiantes, profesores, personal directivo, administrativo y obrero del Centro Educativo y también deben intervenir de manera protagónica la familia y la comunidad en general, con el objeto de crear actitudes favorables hacia el uso adecuado de las TIC en el ámbito escolar. Cabe agregar que la enseñanza en la Sociedad del Conocimiento utiliza herramientas tales como los hipertextos, hipermedias, biblioteca digital, software educativos, bases de datos, MOOC, etc. para que los estudiantes logren aprendizajes reales y se promueva la investigación sistemática para actividades escolares que lo lleven a emplear la información encontrada de manera útil, haciéndola conocimiento que le sirve al educando a desenvolverse en la cotidianidad y desempeñar roles de mejor manera, con lo cual se beneficia la comunidad donde vive.

Escudriñando un poco más en cuanto a la familia es indispensable que exista un labor de acompañamiento de manera constante, porque esto ayudará a los estudiantes a interaccionar con mayor diversidad de medios, además se puede incentivar a la seleccionar variada de información, es decir, información en diferentes formatos audio, vídeo, escrita y combinaciones de ellas, ampliando su espectro de recepción, también es importante sembrarle la semilla de participación protagónica en diferentes páginas web, lo que hace formar un pensamiento crítico de las situaciones que está explorando. La Escuela como componente fundamental del proceso formativo a través de las TIC, debe generar estrategias gerenciales y administrativas que estimulen el pensamiento de orden superior, para que los estudiantes demuestren opiniones con un razonamiento crítico, es importante crear actividades que promuevan la sociabilización y el trabajo en grupo, con diversos medios que les muestre un gran número de posibilidades de comunicación, lo cual será motivante y servirá de punto de partida hacia su propio aprendizaje.

Un actor fundamental lo juega el profesor, porque es el que animará actitudes, útiles a través de las tácticas, recursos y materiales empleados en su clase, por ello se vuelve interesante el hacer debates a través de foros, chat, redes sociales, correo electrónico, edublogs, páginas web, con el fin de convertir a los usuarios reflexivos, desarrollando a la par contenidos establecidos en el currículo normado, esto traerá como consecuencia una potenciación de los aprendizajes aunado a la formación informática para la resolución de problemas, procesamiento y análisis de datos, formación de una cultura informática, capacidad para manejar programas informáticos y servicios de Internet.

En conclusión, las ideas plasmadas plantean un cambio de roles tal como se han diseñado de manera tradicional, lo que significa un nuevo reto al sistema educativo, que sea más abierto y flexible, rompiendo la arquitectura del aula y estimulando la mayoría de los sentidos, sin embargo no hay se debe caer en el error de que las TIC por si mismas son la solución, sino es la utilización proporcionada la que permitirá aprendizajes verdaderos de los contenidos, otro aspecto a considerar es que estas nuevas tecnologías no eliminarán las tecnologías más tradicionales sino que vienen a complementarlas en el proceso educativo.


Publicado en el Diario El Universal. Lunes, 14 de Octubre de 2011.
URL: http://www.eluniversal.com/opinion/111114/tic-y-educacion

7 de noviembre de 2011

Aprendizaje Basado en Problemas

Sentar las bases del Aprendizaje Basado en Problemas (ABP), para que los estudiantes sean actores activos de su propio proceso de aprendizaje, exige indicar, en un orden lógico, los argumentos que le brindan sustentación.

El problema como objeto central de atención. Considera en su enunciado, contextualización, formulación, significado y posibilidades reales de ser abordado de manera proactiva por el grupo de estudiantes organizados. Una dificultad inicial es la consideración del propio problema, punto inicial del proceso de estudio, por cuanto en sí mismo conduce a formular interrogantes a ser despejadas: ¿cuál es el problema y de qué se trata?, ¿quién lo identifica?, ¿cuál es su significación y dimensión en el campo del conocimiento y del pensamiento reflexivo y crítico?, ¿cuál es el interés real del yo personal y del yo colectivo?, ¿es abordable con el conocimiento y experiencias adquiridas?, ¿es objeto de desarrollo teórico y de estructuras metodológicas que conduzcan a una respuesta científica o empírica, para no caer en el campo de la especulación?, y ¿cuál es el encadenamiento a los requerimiento y momentos subsiguientes?

Conformación del equipo de estudio. Integrado por estudiantes bajo la conducción de un docente que realiza el papel rector y facilitador en torno al objeto de aprendizaje. Exige disciplina organización, comunicación, diálogo activo, socialización y espíritu de colaboración, además sólidos fundamentos teóricos y dominio de estructuras metodológicas por cuanto se trata del abordaje de un problema cuya respuesta debe ser motivación y conocimiento del grupo. La conformación del equipo es en apariencia sencilla por cuanto se trata, de un grupo con intereses compartidos. Sin embargo, surgen nuevas interrogantes: ¿tienen todos la misma motivación?, ¿el entendimiento como expresión superior de dominio de conocimiento y de un compartir es real o nominal?, ¿la relación del grupo es asertiva y el grado de comunicación es fluido?, ¿existe liderazgo y capacidad creativa para asumir tareas y responsabilidades que normalmente demanda el abordaje de un problema para la solución de un problema? Y ¿el docente entiende su papel de facilitador o es continuidad o ejemplifica a conductas contrarias encuadradas en el dictado magistral?

Disponibilidad real de herramientas y recursos para el aprendizaje. La formulación y desarrollo de un problema bajo las consideraciones anteriores, exige disponer de un conjunto de instrumentos asociados a las respuestas del problema y las interrogantes conexas, junto con el manejo de una metódica (procedimientos y técnicas), sin soslayar el requerimiento de un medio de trabajo adecuado.

Nuevamente surge una interrogante envolvente: ¿se entiende la metódica como estructura metodológica al servicio del conocimiento y desarrollo de un problema; y, se dispone del conjunto de herramientas tecnológicas y científicas para cumplir con el cometido?

Docente y grupo de estudiantes vistos en una relación de causalidad y entendimiento. Causa y efecto, el grupo de estudiantes y docente son los actores claves en el contexto del ABP, no puede haber logro de grupo sin el concurso de un docente formado y disciplinado en la formación; ni puede haber respuesta asertiva si no existe un grupo de estudiantes formados en la disciplina, y ambos motivados hacia el logro, lo contrario es caer en el campo de la especulación teórica más no en la dimensión y significación de la práctica social que es el punto final del ABP.

El problema como objeto central de atención, la conformación del equipo de estudio, la disponibilidad real de herramientas y recursos para el aprendizaje y el papel del docente y del grupo de estudiantes vistos en una relación de causalidad y entendimiento son los cuatro pilares que configuran las bases del ABP.


Fuente:
Chipia, J. Diario El Universal, 07-11-2011. Aprendizaje Basado en Problemas.